Quien fué Hugo de Payns: historia, biografía y frases

Quien fué Hugo de Payns: historia, biografía y frases

Hugo de Payenshugo de payns, el primer gran maestre

Hugo de Payns (aprox. 1070 – 1136) fue el primer gran maestre y principal creador de la Orden del Temple y uno de los primeros nueve caballeros. Surgió hacia el año 1070 en el castillo de Payns, cerca de Troyes, Francia, y murió en el Reino de Jerusalén en 1136.

Hijo de Gautier de Montigny y nieto de Hugo I, Señor de Payns, su niñez y su juventud se ven influidas por el ámbito de reforma religiosa que se lleva a cabo en la Champaña y que va a proporcionar figuras de la talla de san Roberto de Molesmes, principal creador de las abadías de Molesmes y Cîteaux, o la de san Bernardo de Claraval, motor de la reforma del cister y mentor eclesiástico de la misma Orden del Temple. De la ferviente pasión religiosa de Hugo II de Payns es exhibe su corto paso como monje por la abadía de Molesmes, tras la desaparición de su primera mujer Emelina de Touillon, con la que se había desposado hacia el 1090. Fruto de este matrimonio surgió su hija Odelina, futura señora de Ervy.

Vasallo leal del conde Hugo de Champaña,[1]​ Hugo II de Payns deja los hábitos y desde el año 1100 se integra totalmente como uno de los más importantes integrantes de la Corte champañesa, uniendo en su persona el señorío de Montigny y el de Payns.

Es muy posible que Hugo II de Payns va a realizar su primer viaje a Tierra Santa junto al conde de Champaña en 1104-1107. Tras regresar de éste, y para contribuir a consolidar las metas reglas de su señor, casó en segundas nupcias con Isabel de Chappes (entre 1107 y 1111), correspondiente a una de las familias más destacables del sur de la Champaña. Del matrimonio nacieron 4 hijos: Teobaldo, futuro Abad de Santa Colombe de Sens; Guido Bordel de Payns, heredero del señorío; Guibuin, vizconde de Payns, y Herberto, llamado el ermitaño. No obstante, en 1119, la pasión religiosa que sentía Hugo II de Payns le llevó a tomar votos de castidad y a partir de nuevo a Tierra Santa, donde desarrolló, un año después, la que llegaría a ser la Orden Militar de mayor relevencia de la Cristiandad: La Orden del Temple.

Se afirma[cita requerida] que los otros caballeros eran Godofredo de Saint-Omer, Payen de Montdidier, Archambaudo de Saint Agnan, Andrés de Montbard (tío de parte de madre de San Bernardo de Claraval), Godofredo Bison, y otros dos de los que sólo se conoce su nombre, Rolando y Gondamero. No se sabe el nombre del noveno caballero, aunque existe quien piensa que ha podido ser Hugo, Conde de Champagne.

En 1127 Hugo II de Payns vuelve a Europa acompañado por Godofredo de Saint-Omer, Payen de Montdidier, y dos hermanos más, de nombre Raúl y Juan, con el objetivo de reclutar nuevos integrantes para la Orden, tomar posesión de las varias donaciones que fueron otorgadas a esta y para ordenar las primeras encomiendas de la Orden en Occidente (casi todas ellas en la zona de la Champaña). De esta forma ya que, Hugo inicia un periplo que le transporta por Roma – a fin de pedir del papa Honorio II un reconocimiento oficial de la Orden y la convocatoria de un concilio que debatiera el asunto – la Champaña (otoño de 1127); Anjou y Poitou (abril y mayo de 1128), Normandia, Inglaterra y Escocia (Verano de 1128)y Flandes (otoño de 1128).

Hugo y sus camaradas vuelven en enero de 1129 a la Champaña para tomar parte en el Concilio de Troyes, un concilio de la Iglesia católica, que se citó en la localidad francesa el 13 de enero de 1129, con el primordial objeto de admitir de manera oficial a la Orden del Temple. En dicho concilio estuvieron presentes: el cardenal Mateo de Albano (representante del Papa); el arzobispo de Reims y el de Sens; diez obispos; ocho abades cistercienses de las abadías de Vézelay, Cîteaux, Clairvaux (que en esta situación no era otro sino San Bernardo), Pontigny, Troisfontaines y Molesmes; y algunos laicos entre los que resaltan Teobaldo II de Champaña, el conde de Operación, André de Baudemont, el senescal de Champaña, el conde de Nevers y un cruzado de la operación de 1095.

Hugo de Payns relató en este concilio los humildes comienzos de su obra, que en ese instante sólo tenía nueve caballeros, y puso de manifiesto la urgente necesidad de hacer una milicia con la capacidad de asegurar a los cruzados y, más que nada, a los peregrinos a Tierra Santa, y solicitó que el concilio deliberara sobre la constitución que habría que ofrecer a esa Orden.

Se encargó a San Bernardo, abad de Claraval, y a un clérigo llamado Jean Michel la redacción de una regla a lo largo de la sesión, que fue leída y aprobada por los integrantes del concilio.

Tras el concilio de Troyes, Hugo II de Payns nombró a Payen de Montdidier Maestre Provincial de las encomiendas sitas en territorio francés y en flandes, y a Hugo de Rigaud Maestre Provincial para los territorios del Languedoc, la Provenza y los reinos cristianos hispánicos y tras ello, regresó a Jerusalén dirigiendo la Orden que el mismo había desarrollado a lo largo de veinte años hasta su muerte en el año 1136 (el 24 de mayo según el obituario del templo de Reims), realizando de ella una influyente institución militar y financiera en todo el mundo.

2 Comentarios

  1. Miriam Chinea

    Buenas noches, por favor mucho le agradeciera que me aclararan lo siguiente: Si Hugo de Payns y Hugo II de Payns es la misma persona o cuando se refieren a este ultimo es el abuelo de Hugo de Payns o sea el padre de Gautier. Tambien quie es Payn de Montdidier. Muchas gracias

    Responder
  2. Buy cialis

    You have made your position extremely well!.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This